No se ve a menudo a un líder de un país sobre un campo de fútbol. Y es aún más inusual verlo como futbolista profesional, como le ocurrió al vicepresidente de Surinam, Ronnie Brunswijk, a la edad de 60 años.

El país sudamericano tiene una población estimada de 600.000 personas. Brunswijk se alejó un tiempo de sus tareas como vicepresidente para ser el capitán del equipo del que es propietario, el Inter Moengotapoe, en un partido de la Concacaf League, el segundo torneo más prestigioso de clubes de la confederación que representa a Norteamérica, Centroamérica y el Caribe.

El Inter terminó perdiendo 6 a 0 el martes frente al Olimpia de Honduras, según el informe oficial del partido presentado por la Concacaf.

Brunswijk “hizo historia al pasar a ser el jugador más longevo, a los 60 años, en jugar en un torneo internacional de clubes”, según ESPN.

Pero no solo su aparición sobre la cancha generó dudas. Lo que provocó a la Concacaf a iniciar una investigación fue lo que presuntamente ocurrió después de terminado el encuentro.

En un video compartido en las redes sociales, Brunswijk parece repartir dinero en efectivo a personas en el vestuario del Olimpia, antes de marcharse con una camiseta del equipo hondureño.

En un comunicado enviado a CNN, la Concacaf dijo: “Estamos extremadamente preocupados por el contenido de un video que circula en las redes sociales y que plantea posibles problemas de integridad en torno al partido de la Liga Concacaf entre Inter Moengotapoe y CD Olimpia”.

“El caso está siendo remitido al Comité Disciplinario de Concacaf, quien iniciará una investigación formal. Se proporcionará una nueva actualización cuando ese proceso haya concluido”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí